109 AÑOS DE HISTORIA

HISTORIA

EL PRIMER EDITORIAL
"La prensa hace luz en las tinieblas"

SUBEDITORIAL
"Sin amore nec odio".

LA MISION DE
EL DIARIO

 REGLAS PARA EL PERIODISMO

TELEGRAMAS DE ULTIMA HORA

 EL DIARIO DE LA MAÑANA
Se convierte en matutino

EDICION ILUSTRADA

 REITERACION DE INDEPENDENCIA

TRATADO DE PAZ CON CHILE

CRONOLOGIA DE LOS DIRECTORES DE EL DIARIO

 EL PENSAMIENTO DE EL DIARIO

El PRIMER DIRECTOR

EL FUNDADOR

FUNDACIÓN DE  EL DIARIO

UBICACIÓN DE  EL DIARIO

LA PAZ A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

BOLIVIA EN LOS PRIMEROS AÑOS DEL SIGLO XX

EL MUNDO EN 1904

Gobernantes de
Bolivia en 1904

JOSÉ MANUEL PANDO

ISMAEL MONTES

Pronóstico
del tiempo

La Paz
Oruro
Potosí
Tarija
Sucre
Cochabamba
Santa Cruz
Trinidad
Cobija

Escriba el nombre de la ciudad:

José Manuel Pando

gober1.jpg (20063 bytes)

En la época de la fundación de EL DIARIO, gobernaba Bolivia el General Mayor José Manuel Pando, como Presidente de la República.

Este patricio paceño -según se anota en el "Catálogo de la Bibliografía Boliviana" de Arturo Costa de la Torre- nació en Araca, provincia Loayza del departamento de La Paz, el 25 de diciembre de 1849. Falleció asesinado en el Kenko, el 15 de junio de 1917. Sus padres fueron Manuel Pando y Petrona Solares.

Militar, Mayor General, Explorador, Geógrafo, Legislador y Escritor, estudió en el Colegio Seminario de La Paz, Bachiller en Letras, el 31 de diciembre de 1864. Estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Paz, hasta el 6to. año.

Tomó parte en el combate de La Paz, el 15 de enero de 1870 contra Melgarejo, además de los combates de Chacoma contra Quevedo y en Cochabamba contra Miguel Aguirre. En la guerra del Pacífico fue Edecán de Bolognesi. Tomó parte en la batalla del Alto de la Alianza de 26 de mayo de 1880, donde cayó herido.

Comandante en Jefe de la 2da. Brigada del Ejército acantonada en Oruro. Fue ascendido a Coronel por los Congresos del Perú y Bolivia, retirándose del servicio en 1884. Fundador del Partido Liberal. Candidato a Diputado por Sicasica en 1888.

En 1892 organizó la expedición a las cabeceras de los ríos Madre de Dios y el Madidi. Exploró los ríos Heath y Orton. Senador del departamento de Chuquisaca hasta el 12 de diciembre de 1898, Miembro de la Junta de Gobierno de la Revolución Federal de 1898.

La Convención Nacional de 25 de octubre de 1899 lo eligió Presidente de la República para el período 1900-1904.

Don Tomás O`Connor D`Arlach, en "Los Presidentes de Bolivia", se refiere así a este Jefe de Estado de Bolivia:

"A la caída del gobierno constitucional del doctor don Severo Fernández Alonso, gobernó el país un triunvirato llamado Junta de Gobierno, compuesta del general don José Manuel Pando y los doctores don Macario Pinilla y don Serapio Reyes Ortiz, siendo secretario general el doctor don Fernando Eloy Guachalla, hasta que convocados algún tiempo después, los colegios electorales, y hecho el escrutinio ante el Congreso reunido en Oruro, fue proclamado Presidente constitucional el Mayor General Pando, quien, siendo coronel, acaudilló en 1889, una revolución contra el gobierno del doctor Arce, y atacó en la noche del 29 de junio de ese año, la plaza de Sucre, donde, después de un sangriento combate, fue derrotado por las fuerzas que guarnecían la capital, al mando del Mayor General don José Manuel Rendón, habiendo sido desde entonces el candidato aclamado y el jefe del partido liberal.

"Tenazmente perseguido después de su derrota de Sucre, fue capturado en Oruro y desterrado a las lejanas regiones del Noroeste, donde hizo importantísimas exploraciones, prestando en ellas valiosísimos servicios a su patria.

"Volvió a ella más tarde, siendo ya Presidente de la República, e hizo toda la campaña del Acre, dejando entre tanto, el poder supremo en manos del vicepresidente doctor Aníbal Capriles.

"Pando nació en La Paz, el 25 de diciembre de 1848.

"Estudiaba en la facultad de Medicina de esta Universidad, cuando estalló la revolución del 24 de noviembre de 1870, contra el gobierno del general Melgarejo. Entonces abandonó las aulas y sentó plaza en el ejército del general Morales, batiéndose en el gran combate de 15 de enero de 1871, con un heroismo que le conquistó desde entonces la justa fama de ser uno de nuestros militares más valientes.

"Contrajo matrimonio con una distinguida y virtuosa señorita de La Paz, doña Carmen Guarachi, y continuó con brillo su carrera militar, sirviendo bajo los gobiernos de Morales, de don Adolfo Ballivián y de Frías, y retirándose cuando la revolución del 4 de mayo de 1876, elevó al poder al general Daza; pero volvió a prestar sus servicios con tanto patriotismo como abnegación, cuando Chile invadió nuestro territorio y concurrió a toda la campaña del Pacífico, habiendo como primer jefe de artillería boliviana, combatido heroicamente en la batalla del Alto de la Alianza, donde cayó herido y prisionero.

"Vuelto a la patria acompañó al benemérito general Campero, hasta el último día de su gobierno, retirándose enseguida, hasta la época del Gobierno del doctor Alonso, en que fue elegido senador por el departamento de Chuquisaca, habiendo sido antes candidato del partido liberal a la presidencia de la República, en las elecciones de 1896, que dieron el triunfo al candidato del partido constitucional, doctor Alonso.

"Pando es de mediana estatura, de constitución hercúlea, color blanco, ojos verdes, de mirada bondadosa, serio, casi reconcentrado, culto, muy estudioso, de vasta instrucción y notable competencia en materias geográficas y militares. Habla poco, pero piensa mucho y es un táctico y un artillero de primer orden. Ha viajado mucho, ha estado varias veces en Europa``.

"La obra de Pando en el Gobierno fue constructiva -dice su biógrafo Ramón Salinas Mariaca, en "Vida y Muerte de Pando"-; llegó al poder después de una guerra civil; no encontró nada más que pobreza y desorden, tuvo que luchar a brazo partido, contando solamente con la ayuda del pueblo, de eminentes ciudadanos que en la euforia del triunfo liberal se mantuvieron al lado de su caudillo con la fidelidad nata de los caballeros.

"A Pando, tanto la prensa como la oposición lo tildaban de personalista y militarista. Efectivamente toda su obra de gobierno tiene sello de su personalidad. Su pasión fue el Ejército, pero en Bolivia no había un hombre más pacifista que él. La admirable actividad desplegada por Pando, en medio de la calma espiritual de su persona, ha hecho que su intervención en todos los asuntos de su administración y en cuanto a toda obra pública, ejecutada durante su fecundo período presidencial, lleve su sello de confianza y efectividad. Durante su Gobierno se pudo inaugurar el tramo ferroviario que unía el Puerto lacustre de Guaqui con La Paz, primero hasta El Alto y luego hasta la misma ciudad, esto como una obra real y efectiva de su Gobierno".

Ismael Montes

 

El mismo año de 1904, el General José Manuel Pando traspasó la Presidencia de la República, al candidato ganador de las elecciones, también del Partido Liberal, don Ismael Montes, quien asumió la Jefatura de Estado el 14 de agosto.

Ismael Montes nació en La Paz, el 5 de octubre de 1861 -según Arturo Costa de la Torre en su "Catálogo de la Bibliografía Boliviana"-. Falleció en La Paz el 18 de noviembre de 1933. Hijo de Clodomiro Montes y Tomasa Gamboa de Montes. Militar, Abogado, Escritor y Periodista, estudió en la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz. Se recibió de Abogado el 12 de junio de 1886. Concurrió a la Guerra del Pacífico en el regimiento "Murillo", fue ascendido a Capitán después de la batalla del Alto de la Alianza, el 26 de mayo de 1880.

Después de varias actuaciones, fue Ministro de Guerra en el gobierno del general Pando, concurriendo en esa condición a la campaña del Acre. Gobernó en dos oportunidades. El primer período desde el 14 de agosto de 1904 hasta el 14 de agosto de 1909, prorrogándose un año por la muerte del Presidente elegido, Dr. Fernando Eloy Guachalla. Su segundo período empezó el 14 de agosto de 1913 hasta el 15 de agosto de 1917.

Tomás O`Connor D`Arlach, en "Los Presidentes de Bolivia", se refiere a este personaje de la siguiente manera:

"Es una de las figuras más simpáticas en la galería de los mandatarios de Bolivia.

"Guerrero juvenil, valiente y generoso, abogado notable, periodista y escritor gallardo, diplomático eximio y estadista profundo, temperamento heroico, el general don Ismael Montes dejará huella luminosa de su paso por la historia de la república.

"Es Montes de regular estatura, más alta que baja, de airoso y simpático continente, color pálido, pelo negro, como su poblado y hermoso bigote retorcido a lo Guillermo II de Alemania, timbre de voz claro y reposado, mirada penetrante e imponente y maneras distinguidas y cultas.

"A primera vista, parece un temperamento frío y un corazón duro; pero, tratándole de cerca, descubre luego el observador un genio afable, un gran corazón, una conciencia severa y para el cumplimiento del deber, un carácter de acero, que puede romperse pero no doblegarse.

"Carácter, mucho carácter, es el distintivo de este hombre verdaderamente superior.

"Hijo legítimo del benemérito general don Clodomiro Montes y la señora doña Tomasa Gamboa, nació don Ismael en la ciudad de La Paz, el día 5 de octubre de 1861, y desde la escuela de primeras letras, ya se distinguió entre sus compañeros, por su aplicación al estudio, su subordinación, su clara inteligencia y la lealtad y firmeza de su carácter.

"Estudiaba derecho en la universidad de La Paz, cuando sobrevino la guerra del Pacífico. Abandonó entonces el joven estudiante, los claustros universitarios y tomando el fusil del soldado, voló a defender la integridad de su patria. Hizo toda aquella campaña en la que ganó merecidamente sus ascensos militares y combatió con denuedo en la batalla del Alto de la Alianza, donde cayó prisionero y fue, como tal, llevado a Chile.

"De regreso a la patria, recibióse de doctor en leyes, siendo un o de los mejores abogados del foro boliviano.

"Cuando el general Campero descendió del poder, Montes dejó la vida política y se dedicó con éxito, al ejercicio de su profesión.

"Contrajo matrimonio con una muy distinguida señorita de La Paz, pariente suya, doña Bethzabé Montes, fundando un hogar verdaderamente ejemplar por sus virtudes y moralidad.

"Como liberal de prestigio y acción, fue varias veces sindicado, bajo los gobiernos del partido constitucional, de estar comprometido en planes de conspiración, y otras tantas fue preso y desterrado.

"Fue, más tarde, uno de los principales dirigentes de la revolución federal del 12 de diciembre de 1898, e hizo toda esa campaña desempeñando el puesto de jefe del Estado Mayor General y en seguida el de ministro de la Guerra, bajo el gobierno del general Pando.

"Fue también entonces que hizo la campaña del Acre, como jefe de las tropas bolivianas que combatieron valientemente allí con las fuerzas brasileñas de don Plácido Castro.

"Por sus grandes cualidades militares y políticas, por su talento y sobre todo por la energía de su carácter, el doctor Montes atrajo bien pronto sobre si la atención de los pueblos que proclamaron su candidatura a la Presidencia de la República, la que obtuvo por un espléndido triunfo en las elecciones de mayo de 1904, y ante el Congreso reunido en La Paz, fue investido de las insignias del poder supremo, el 15 de agosto de aquel año.

"Al fenecer el período legal de su administración, que fue de labor intensa y gran progreso material para el país, en 1908 fue elegido presidente constitucional de la República el doctor don Fernando Guachalla; más, habiendo fallecido este conspícuo personaje el 24 de julio de aquel año, pocos días antes del señalado para su investidura presidencial, el Congreso declaró caduca su elección, resolviendo se convocáse al pueblo a nuevas elecciones, prorrogando entre tanto, por un año más, la presidencia del doctor Montes".

Su obra como Presidente es amplia y fructífera, aunque tuvo que enfrentar la firma del "Tratado de Paz y Amistad" con Chile, por el que nuestro país quedó enclaustrado en sus montañas.

Al respecto Montes afirmaba: "El Gobierno ha cumplido un deber doloroso y sin gloria. Bolivia se ha visto obligada a firmar el tratado de 1904, con una pistola en la espalda".

Como epílogo de esta nota biográfica, transcribimos el epitafio pronunciado por el Vicepresidente José Luis Tejada Sorzano en el sepelio de Montes, el 20 de noviembre de 1933:

"Con la muerte del General Montes, Bolivia pierde la cumbre más alta de un acervo ciudadano. El ejercicio de sus virtudes insignes, enriqueció grandemente el tesoro que para los futuros destinos del país, representan la tradición del orden y la experiencia fructuosa de bellas enseñanzas. Su ejemplo lleno de realidad y experiencia, para buscar el bien público, perdurará como un haz de rayos luminosos, proyectado en la bruma del porvenir nacional, para servir de orientación y guía".

Sesión de los senadores en la década de 1900


© EL DIARIO S.A. Todos los derechos reservados. 
Website http://www.eldiario.net E-mail: redinfo@eldiario.net
Calle Loayza # 118 
Teléfono: 591.2.2150900 - 591.2.2150901 - 591.2.2150902
La Paz - Bolivia