109 AÑOS DE HISTORIA

HISTORIA

EL PRIMER EDITORIAL
"La prensa hace luz en las tinieblas"

SUBEDITORIAL
"Sin amore nec odio".

LA MISION DE
EL DIARIO

 REGLAS PARA EL PERIODISMO

TELEGRAMAS DE ULTIMA HORA

 EL DIARIO DE LA MAÑANA
Se convierte en matutino

EDICION ILUSTRADA

 REITERACION DE INDEPENDENCIA

TRATADO DE PAZ CON CHILE

CRONOLOGIA DE LOS DIRECTORES DE EL DIARIO

 EL PENSAMIENTO DE EL DIARIO

El PRIMER DIRECTOR

EL FUNDADOR

FUNDACIÓN DE  EL DIARIO

UBICACIÓN DE  EL DIARIO

LA PAZ A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

BOLIVIA EN LOS PRIMEROS AÑOS DEL SIGLO XX

EL MUNDO EN 1904

Gobernantes de
Bolivia en 1904

JOSÉ MANUEL PANDO

ISMAEL MONTES

Pronóstico
del tiempo

La Paz
Oruro
Potosí
Tarija
Sucre
Cochabamba
Santa Cruz
Trinidad
Cobija

Escriba el nombre de la ciudad:

EL DIARIO DE LA MAÑANA
Se convierte en matutino

A partir del octavo número, con publicidad en primera página, de la Botica Paceña y La Mascota, EL DIARIO se convierte en periódico matutino, característica que la mantiene hasta nuestros días.

Prosigue con el artículo sobre la lancha "Iris", en una edición de ocho páginas, que continúa en el nueve. En esta edición, entre VARIOS se comenta lo siguiente:

"Ferrocarril del Alto

Después de la suspensión ordenada de los trabajos de nivelación y escavaciones ha vuelto a reanudarse el trabajo con el triple de trabajadores que antes.

Sabemos que el ministro señor Ipiña había ordenado la suspensión y el señor presidente de la república ordenó que continúen.

Vino una conferencia y en seguida la renuncia".

"El Palacio de Gobierno

Próximamente continuarán los trabajos del palacio de gobierno, pues el ministerio de gobierno ha ordenado al director del tesoro nacional, ponga a disposición del departamental, la cantidad de 20,000 Bs. para el merituado objeto''.

GRAFICOS

En los primeros números ya se empezó a publicar gráficos, especialmente de modas, sin resultados óptimos en su impresión.

MARINONI

EL DIARIO había empezado sus actividades con una prensa Marinoni, tal como lo señalamos líneas arriba. En el número 16 de sus ediciones, el 23 de abril, precisamente comenta sobre este inventor de la siguiente manera:

"Ahora bien; en el progreso del trabajo humano que es el progreso de la civilización, hay dos etapas fundamentales: la primera, la creación de una industria; la segunda, su transformación en gran industria. En la primera se crea el producto, en la segunda se abarata y difunde. En el arte de la imprenta Guttemberg representa la creación del producto y Marinoni su abaratamiento, su democratización, su difusión.

!Y qué producto¡. Uno de los más preciados, uno de los más reproductivos, uno de los más fecundos. En los inventos de Marinoni vése realizado el ideal de la innovación industrial, el mecanismo, rápido, eficaz y barato al servicio de la idea rauda, luminosa y fecunda.

Sin Guttemberg, sin Morse y sin Marinoni vegetaríamos en el marasmo intelectual, la ciencia sería de unos cuantos y no el patrimonio de todos; la información, regalo tardío e inoportuno de clases privilegiadas y no manjar habitual de las masas y la acción universalmente extemporánea y por ende ineficaz o menos eficaz que lo es hoy.

Gracias a Marinoni, para no hablar más de él, el periódico, ese cuarto y efectivo poder, ese factor, esencial hoy, de la convicción, de la conducta y del pensamiento moderno, visita todos los hogares, penetra en todas las conciencias, ilustra todas las ignorancias, encausa todas las actividades y fecunda toda la acción humana.

Nuestras publicaciones debían a Marinoni este homenaje y este tributo de admiración. Introductoras y propagadoras en México de sus fecundos inventos, han podido llenar plenamente su misión gracias a ellos y si la huella, que esperamos sea profunda, que nuestra labor de periodistas llegue a imprimir en el criterio público y en el espíritu nacional, además de profunda llega a ser luminosa, querríamos que su luz contribuyera a completar la aureola de uno de los hombres más geniales, más virtuosos y más útiles de que pueda envanecerse la humanidad"!

FOLLETIN

En su número 18, de 24 de abril, empieza una sección denominada "Pequeño folletín", con narraciones indias, "En la altiplanicie", de Ricardo Jaimes Freyre.


© EL DIARIO S.A. Todos los derechos reservados. 
Website http://www.eldiario.net E-mail: redinfo@eldiario.net
Calle Loayza # 118 
Teléfono: 591.2.2150900 - 591.2.2150901 - 591.2.2150902
La Paz - Bolivia