CULTURAL    

INTELIGENCIA EMOCIONAL

El poder de las palabras profundizantes

Eduardo Kucharsky Asport

“Cuando un pensamiento ha programado a nuestra mente subconsciente nuestro entusiasmo repetitivo nos lo hace saber”



Nuestros momentos de descanso en casa pueden ser aprovechados para programar nuestra mente subconsciente con palabras constructivas para ir resolviendo los problemas que tenemos que nos preocupan o que nos causan estrés.

La técnica consiste en aprovechar nuestras “siestas” o pequeños descansos que nos permitimos en nuestro hogar para repetir algunas palabras o frases instructivas para mejorar nuestro bienestar, nuestra salud o cualquier aspecto de nuestra mente, de nuestro cuerpo o de nuestra relación personal.

Más bienestar, más paciencia, más concentración, más sueño positivo, más paz, más alivio, más tranquilidad en mi hogar.

Estos son algunos ejemplos de las palabras profundizantes que se pueden repetir cuando ya se está profundizando el sueño.

Los resultados suelen ser muy notorios y las mejoras de carácter se las puede apreciar en los días siguientes y se puede adoptar esta práctica como una conducta alternativa para divertirse mientras vamos reprogramando a nuestra mente subconsciente; nos vemos en el artículo de mañana.

PD. Estos artículos se publican todos los días en su periódico preferido El Diario y son coleccionables.

Si desea tener una conversación agradable con el autor o una consulta acerca de cualquier problema de su vida, puede llamar a los teléfonos del encabezado (72513317 – 2488284), se contestan mensajes por WhatsApp también; los problemas sólo se resuelven cuando se los afronta con confianza y con la decisión de encontrar una verdadera solución.

MÁS TITULARES DE CULTURAL