METRO CUADRADO    

Qué es mejor… comprar una casa o construirla?



Todos sueñan con tener una casita propia, aunque pequeña pero suya como para disponer incluso de los espacios o aprovecharlos y acojer a nuestra visitas y familiares y con esto de la pandemia las personas de nuestro país postergaron estas aspiraciones que en realidad busca darle estabilidad a las familias y personas que desean contar algo propio en esta vida y vivir tranquilo.

Un sueño que efectivamente quedó postergada entre las personas, debido a las dura cuarentena que hemos atravesado y simplemente nos tuvimos que conformar con lo que teníamos, algunos con casas propias otros en anticrético y algo peor en alquiler.

Entonces uno piensa y dice no existen empleos por parte del gobierno, menos de la empresa privada, la economía del país esta por los suelos, complicado ahorrar y con la actividad que uno tiene pretende un remanente de los ingresos para justamente cumplir este sueño de todo ser humano.

Entonces se pregunta que es lo mejor, comprar una casa o construirla, que sale más barato y justo que ahora, en plena pandemia todavía, ya que no pasó la misma y los materiales en el mundo bajaron de manera ostensible en el mundo y la excepción no es Bolivia.

Eso quiere decir, que los ahorros puedes invertirlo en hacer construir, aunque contrariamente los terrenos subieron en la ciudad de La Paz y el interior del país, pero siempre podrá encontrar alguno a tu medida.

Veamos si compras una casa, puedes entrar inmeditamente en ella a vivir, aunque no será tuya hasta que termines de pagarla por el crédito de dinero del banco.

Cuando contrariamente a construirla, tendrás que esperar un tiempo para verla construir una casa pequeña, por lo menos tres meses. Comprar la casa efectivamente implica ahorrarte el proceso de la construcción.

DESVENTAJAS

Al comprar la casa, estás pagando a varias personas o empresas por su trabajo incluyendo su margen de ganancia, que en construcción sabrás que a veces está muy hasta más del 50% del costo real, ya que en cada material le cargan su ganancia, puertas, ventanas, chapas, ladrillos, cemento, fierro y otros accesorios.

En cambio si la construyes de manera convencional se calcula un ahorro del 20-50% al construirla en vez de comprarla, aunque este procentaje incluso puedes elevarlo, si eres muy acucioso en los materiales a usarse, es cuestion de buscar buenos materiales a un buen precio.

¿A quiénes pagas al comprar una casa construida?

Indudable que al propietario, por encima de lo que la compró o construyó, ahi ya tienes un incremento. Al promotor de venta, que además contratar al constructor o empresa constructora.

Luego están los honorarios del arquitecto, electricista, pero en este caso no debes considerarlos, porque en caso de que seas tú quien la construya igualmente deberás contratarles.

Si eliminas al propietario, el promotor y el constructor no tienes por qué hacer ese gasto, si asumes tú el papel de autoconstructor.

Incluso decidiendo contratar a una constructora, el precio siempre será más bajo que comprar una casa ya hecha.

En el mercado paceño se venden casas con muchos años de antigüedad a precio de casas de obra nueva. Como si no importase el deterioro que lleva esa construcción.

¿Pagar precios con crédito por casas de 20-30 años?

Muy común en nuestro medio, es hipotecar la casa a los bancos por un monto que debes pagar durante años y terminas envejecido y no duermes de la preocupación.

Tomando en cuenta que la compra de una casa es la inversión más grande y posiblemente la decisión económica más importante en la vida de una persona. De ahí la importancia de la pregunta autoconstruir o comprar.

Si no tienes la totalidad del costo de la vivienda que quieres comprar, por ejemplo 150.000 dólares, lo tendrás que pedir prestado a una entidad bancaria. Sobre ese importe prestado, deberás añadir otro gasto, los intereses anuales que no te perdonará por ningun motivo el banco.

A veces es difícil y complicado realmente saber cuánto estás pagando de más sobre el importe prestado. Las condiciones bancarias, y las distintas cláusulas y seguros que te obligan a contratar, acaban siendo una confusión económica que no te deja ver cuánto te cuesta realmente el financiamiento del banco.

¿Hasta parece raro, pagas intereses y nunca baja el capital? Claro que eso no es fortuito. Para decirlo de otra manera por no disponer del dinero total y por pagarlo a largo plazo (25-30) años.

No hay duda que los bancos te financian porque ganan bastante dinero con ello. Si además necesitas una cuota baja, tendrás que alargar tus pagos en el tiempo (20-25 años), y entonces el porcentaje que gana el banco aumenta aun más, llegando a veces al 50% del importe prestado.

Defectos, errores ocultos de casas construidas

Una casa de segunda mano, intentan casi siempre verderla como nueva, pero estas pueden tener defectos o errores, que no se ven con una simple inspección o primera vista, cuando inspecciona y por lo general. aparecen con el paso del tiempo. Esto ocurre en viviendas antiguas como de obra nueva de precios elevados.

Estos podrían ser errores cometidos a la hora de constuir o de proyecto o por un escaso mantenimiento. Además de:

Humedades y filtraciones, por una mala impermeabilización o por otros defectos.

Grietas en muros o las estructuras.

Despredimientos de los materiales.

Defectos de acabados, en pavimentos, azulejos, revestimientos y otros.

Problemas del sistema eléctrico, pluvial.

Si vas a comprar una casa, es imprescindible saber qué puedes encontrarte en ella. Es muy habitual después de comprar una casa, nueva o antigua, encontrarte con desagradables sorpresas que podrían llegar a encarecer mucho el precio que habías pagado.

No sabes lo que estás comprando

Por lo general una casa que compres, quizás no tengas estas fallas, es posible tambien que no sepas cómo está construida o desconozcas cómo son los sistemas de instalaciones.

Es decir, no sabrás por dónde van las tuberías de saneamiento, por ejemplo. Incluso en viviendas relativamente nuevas donde te dan los planos, a la hora de montar las instalaciones, puede que no hayan seguido los esquemas de los planos, y se haya hecho de otra forma...

Ahora si te animas a construir, sabrás exactamente lo que estás haciendo y a la hora de reparar cualquier cosa, esto facilita enormemente la labor de tu estancia.

Si a eso sumas otros requisitos, comprar una vivienda que cumpla con unos mínimos aceptables en cuanto a diseño es muy complicado. Tú tendrás que decidir cuáles son esos mínimos.

Si la construyes tú, no te equivocarás y le pedirás a quien te la diseñe que respete los principales reglas de la arquitectura. Con solo poner un poco de atención y cabeza en tu diseño vivirás con tu familia durante décadas en un espacio bello, confortable y naturalmente inteligente.

Compras una casa diseñada para otras personas

Sí, diseñada para otras personas con otras necesidades y circunstancias distintas a las tuyas. De hecho las viviendas más estándar, están diseñadas de forma impersonal sin que haya habido un cliente real en la mente del arquitecto.

Pagas un precio superior cuando esa casa no está diseñada para ti. Así que te toca adaptarte tú a la casa, y no la casa a ti. Es lo que solemos hacer, pero ¿compensa ese desembolso tan grande de dinero por algo que quizá no se adapta a tu estilo ni concepto de casa?

En resumen

Si quieres entrar a vivir ya en una casa, entonces mejor cómprala. Pero si crees que merece la pena esperar 3-6 meses y así tener una casa de mayor calidad y más adecuada, entonces te invitamos a construirla. Plantéate lo que son unos meses para obtener tu verdadero hogar donde vivirás durante muchos años y pasarás miles de horas con los tuyos.

En resumen, cuando construyes tú la casa, puedes hacerla exactamente como necesitas, con la superficie que necesitas, sin más metros cuadrados de la cuenta.

Con la orientación adecuada.

Podrás evitar alteraciones electrónicas con facilidad y sabrás por dónde van las instalaciones y en qué estado están. Y si hubiera alguna avería, podrás ir directamente a solucionarla. Sin sorpresas desagradables, por los defectos y errores.

Y si la construyes tú con tus manos, incluso sin hipoteca o con una deuda mínima razonable y manejable. Y lo mejor, que será tu casa, tu diseño, tu sueño hecho realidad, pensado y creado por ti. (edición No. 230)

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO
 
X