OPINIÓN    

Digitalización de antecedentes

Edgar Ruiz Botello

II



Es así que planteamos que los datos de los “antecedentes penales” sean subidos a internet, para ser bajados por cualquier ciudadano (Tránsito, alcaldías, empresas de transporte, amigos, novias, etc.). Los antecedentes penales digitalizados deberían contener los nombres, apellidos, número de carnet de identidad, fotografía, huella digital y antecedentes de cada ciudadano en el nivel de “orden de aprehensión” emitida por una fiscalía o juzgado, imputación, acusación, juicio oral y sentencia. En primera instancia se puede trabajar con la “base de datos” de “Identificación” e ir completando los datos en esta base de datos.

Los antecedentes podrían ser bajados tan solo con introducir los nombres y apellidos de cada ciudadano o su número de carnet de identidad o su huella digital.

Actualmente en Bolivia a los “antecedentes” no se les da un uso adecuado. Para una “sentencia” se debería revisar los antecedentes, y si una persona tiene dos o más antecedentes en el nivel de imputación, acusación, juicio oral y sentencia, se debería duplicar la pena en la próxima sentencia.

Si los antecedentes ya hubiesen sido subidos a internet, la dueña del radiotaxi T&T involucrado, hubiese podido revisar los antecedentes de Jimmy Pérez Patón rápidamente y hubiese podido constatar que él tenía antecedentes por violación en Cochabamba, en el nivel de “orden de aprehensión”. De esa manera no habría contratado a ese conductor, quien para ser empleado falsificó “fácilmente” sus antecedentes.

Algo similar hubiese ocurrido en el caso Eurochronos, en el que Antonio Adao da Silva Costa, quien se hallaba recluido 30 meses en Chonchocoro, por lesiones graves a un policía boliviano, pidió “cesación de detención”. Y en la audiencia respectiva de cesación, según indica el juez Rivadeneira, que le dio “detención domiciliaria”, no pudo conocer en forma rápida los antecedentes de da Silva, quien supuestamente estaba acusado del asesinato de un policía en el Brasil.

Sorprende que el país más desarrollado de Sudamérica, Brasil, todavía no tenga los antecedentes de sus ciudadanos digitalizados en internet, para un rápido acceso. Si hubiesen estado los antecedentes de da Silva en internet, el juez Rivadeneira hubiese podido revisarlos en minutos, y hubiese podido negar la salida de da Silva de Chonchocoro y se hubiese podido evitar las muertes de dos personas inocentes en Eurochronos.

www.ensayosedgarruiz.blogspot.com

MÁS TITULARES DE OPINIÓN