NACIONAL    

Formación de “milicias armadas”

Gobierno rechaza retractación de expresidente desde Argentina

> Las muestras de repudio a las declaraciones de Morales también fueron condenadas por diputados argentinos de la Unión Cívica Radical (UCR)



Las autoridades del Gobierno rechazaron ayer la retractación de Evo Morales sobre sus declaraciones de formar milicias armadas en Bolivia y ratificaron que el exmandatario debe responder ante la justicia por delitos de sedición y terrorismo.

Morales dimitió a la presidencia el 10 de noviembre del año pasado en medio de masivas movilizaciones ciudadanas contra el fraude electoral.

Primero huyó a México y luego a Argentina, donde dijo, en anteriores días, que si vuelve a Bolivia formaría “milicias armadas del pueblo” como en Venezuela en un intento por mantener en el poder al MAS.

“Nadie lo votó del país, él se fue porque él quiso y aquí lo estamos esperando y si él tiene cuestiones con la justicia, tiene que sentarse (a responder)”, dijo el ministro de Justicia, Álvaro Coimbra.

Morales enfrenta una orden de aprehensión por incitación a delinquir, sedición y terrorismo, entre otros delitos que el exmandatario continúa perpetrando desde el exterior del país.

“El liderazgo de Evo Morales ha perdido el norte con declaraciones infortunadísimas y que no tiene nada que ver con lo que quiere el país (...). Él sigue pensando que todo mundo va a salir a convulsionar un país por él y eso no va a ocurrir; la gente hacia adelante mira esperanza, mira con futuro. Lo que quiere son elecciones, un Gobierno estable que le brinde economía estable, que le brinde trabajo y que entre los bolivianos nos reconciliemos”, señaló.

Las muestras de rechazo a las declaraciones de Morales también fueron condenadas por diputados argentinos de la Unión Cívica Radical (UCR) que presentaron el miércoles un proyecto de resolución ante su Congreso con el objetivo negarle es estatus de refugiado.

“Él cree que sigue en Bolivia, donde hacía lo que él quería. En otros países las normas se respetan más allá de las ideologías (...) y en la Argentina hay institucionalidad, hay gente que ya no soporta más. Primero que los está perjudicando, la Argentina está con una crisis económica, necesita de entidades internacionales que los están ayudando y estas entidad también le han dicho ‘hagan respetar el tema del refugio’ (...). Es lo mismo que ha pasado cuando él estaba el México”, agregó Coimbra.

Por su lado, los legisladores nacionales rechazaron la retractación del expresidente Evo Morales, sobre sus declaraciones de formar milicias armadas en Bolivia, por considerar que su arrepentimiento es falso y oportunista.

“El arrepentimiento del expresidente Morales es totalmente falso (...), las declaraciones absurdas que ha emitido son delitos en nuestro país”, dijo el senador de Unidad Demócrata (UD), Pablo Klinski.

Añadió que la retractación de Morales responde al llamado de atención del Gobierno argentino por las declaraciones “incendiarias” que lanzó el expresidente “violando todos los tratados internacionales” y de refugio político.

“La retractación no ha sido un arrepentimiento ‘per se’, sino más bien ha sido consecuencia de la llamada de atención del Gobierno argentino, pero además como consecuencia al daño tremendo que le está haciendo no solamente al país, sino a su partido político”, sostuvo.

El martes el senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Omar Aguilar, afirmó que el expresidente se convirtió en “jefe de campaña” de los partidos de la derecha al emitir declaraciones que violan la Constitución y las normas, y restan el apoyo ciudadano a ese partido político de cara a las elecciones generales de mayo.

Para la diputada Shirley Franco, de UD, la retractación de Morales responde, principalmente, a intereses electorales.

“La retractación del señor Evo Morales responde a una actitud totalmente oportunista. A partir de ahora va a querer disfrazar su verdadero comportamiento con actitudes más amigables, porque sus declaraciones hostiles han estado traduciéndose en que la preferencia electoral que tenía su proyecto político, el MAS, cada día se vaya mermando”, afirmó.

Por su parte, el diputado del MAS, Franklin Flores, dijo que ese partido respeta la democracia y rechaza los llamados a la violencia “venga de donde venga”.

“Nosotros, el MAS, creemos en la democracia, en movilizaciones pacíficas. Creemos en la resistencia democrática con el voto”, dijo.

En Argentina, la Unión Cívica Radical (UCR) desistió del proyecto que presentó ante la Cámara de Diputados de su país para denegar el refugio a Evo Morales, dado que ayer el exmandatario boliviano se retractó de sus declaraciones respecto a crear milicias armadas como en Venezuela, informó Erbol.

El miércoles la bancada de la UCR presentó el proyecto de resolución para que su Gobierno niegue a Morales el refugio, porque consideraba que sus declaraciones iban en contra de la Constitución Argentina, sin embargo, esto cambio con la retractación.

“De no producirse nuevos hechos de esta naturaleza la UCR no insistirá en el tratamiento del proyecto presentado”, dice un comunicado firmado por miembros del Comité Nacional del partido.

Asimismo, la UCR celebró y valoró la retractación de Morales, porque considera que la única salida de la crisis institucional que atraviesa Bolivia se logrará a través del diálogo y la paz.

Anunció, sin embargo, que solicitará la presencia del canciller Felipe Solá en el Parlamento para que explique los lineamientos de la política internacional del Gobierno argentino.

MÁS TITULARES DE NACIONAL

Caso de rabia canina

Vacunarán canes en Cochabamba

Presupuesto General de la Nación

Gobierno destina 10 % del PGN al área de salud