NACIONAL    

A pesar del rechazo de afiliados de CNS

Gobierno promulgó Ley de Prioridades

> Multitudinaria marcha rechazó norma que permite la construcción de 67 centros de salud de primer, segundo y tercer nivel a la Caja Nacional de Salud



Maestros, jubilados, médicos y trabajadores de la Caja Nacional de Salud (CNS) rechazaron ayer la Ley No. 1189 de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la aseguradora por considerar en riesgo los recursos de la institución, a pesar de las observaciones de afiliados, ayer el presidente del Estado, Evo Morales, promulgó la norma.

Ayer se cumplió el primer día de paro de 48 horas de trabajadores de la CNS; los policlínicos trabajaron de forma irregular y una multitudinaria marcha tomó las principales calles de La Paz, solicitando frenar la promulgación de la normativa y la renuncia del gerente general de la aseguradora Juan Carlos Meneses.

RECHAZO

El Sindicato de Trabajadores de la Caja Nacional de Salud (Casegural) La Paz tiene alrededor de 2.500 trabajadores. “No estamos de acuerdo que para la implementación de esta ley se tengan que utilizar más de 6.000 millones de bolivianos que tenemos en caja y banco al 31 de diciembre del 2018 porque atentan contra los beneficios sociales de los trabajadores del país”, dijo Meneses.

En ese marco denunció que la construcción de centros integrales de salud se proyecte en lugares donde no hay población asegurada, ni beneficiaria. Observó que la contratación “llave en mano” es susceptible a malversación de fondos.

Calificó la normativa de “atentatoria” y “anticonstitucional” por lo que la se realizarán todas las medidas necesarias para abrogar la normativa. Señaló que la Ley de Prioridades debe ser realizada por expertos y con conocimiento del Código de Seguridad Social, Ley General del Trabajo.

MAESTROS

El Magisterio Paceño rechazó la ley de prioridades, porque atenta los bolsillos de los trabajadores, el secretario ejecutivo del sector Leandro Mamani denunció que el Gobierno pretende solventar con los aportes de los asegurados el Seguro Único de Salud (SUS), frente a la promulgación de la norma aseguró que el sector mantendrá un consejo consultivo de emergencia para asumir medidas de presión.

“No vamos a permitir que el Gobierno siga atentando contra los trabajadores, como sector vamos a pedir la abrogación de la norma, porque no corresponde el mal gasto de los recursos de la Caja Nacional, por intromisión del Gobierno”, manifestó.

Mamani lamentó que ni un sector laboral haya sido tomado en cuenta para la emisión de la normativa, lamentó que la Central Obrera Boliviana (COB) haya impulsado la medida sin consultar a los afiliados.

Criticó que se pretenda la construcción de hospitales dónde no hay una importante cantidad de afiliados, por tanto “es obvio que se atenderá a la población no asegurada con los aportes de los asegurados”, dijo. Aseguró que muchos proyectos que contempla el Gobierno ya fueron iniciados sin embargo los toman como nuevos.

JUBILADOS

Al mismo tiempo, el secretario ejecutivo de los Jubilados, Grover Alejandro, lamentó que la aprobación de la norma sin antes haber subsanado las observaciones de los sectores laborales. Aseguró que la CNS utilizará el dinero de caja y banco en lugares donde no hay población asegurada.

MÁS TITULARES DE NACIONAL