NACIONAL    

Alto consumo de alcohol

Descuido de progenitores permite que hijos beban



El municipio lamentó que sean los padres de familia quienes permitan las actividades a sus hijos donde se consume alcohol, cerca del Puente Vela, 300 jóvenes fueron sorprendidos consumiendo bebidas alcohólicas en una fiesta no autorizada.

Más de 40 jóvenes fueron remitidos a la Estación Integral Policial (EPI), por no portar su identificación, mientras que ocho menores de edad fueron trasladados a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, como resultado del operativo aplicado en los bares y cantinas del D-8.

La presencia de los menores se evidenció no solo en uno de los locales, donde el ingreso de los mismos tenía un costo de Bs 15, fuera de que en dichos locales se realiza el expendio de bebidas alcohólicas.

Al interior de estos locales ubicados en el D-8 por inmediaciones del Puente Vela, al interior del local Gualberto V., donde se brindaba bebidas alcohólicas adulteradas, las cuales fueron secuestradas cerca de ocho paquetes, donde se consumía los famosos combos. En tanto la instancia policial junto con la asesoría legal se realiza los informes correspondientes con la finalidad de lograr la sanción correspondiente al propietario y administrador del local.

"Este operativo de control donde se logra efectuar un trabajo coordinado con la instancia policial en los diferentes bares y cantinas, donde nos vimos sorprendidos con la presencia de los padres de familia de los jóvenes, quienes obstaculizaron el trabajo de la Policía y la Intendencia Municipal, aduciendo de que ellos fueron quienes les dieron permiso para estar en esos locales y consumir bebidas alcohólicas, pese a ser menores de edad, por lo que se opusieron a que sean remitidos al Hogar 24 Horas", lamentó el director de Seguridad Ciudadana Dorian Ulloa.

Durante otro operativo realizado el fin de semana en coordinación con la Intendencia y diferentes instancias policiales como la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), permitió recuperar a una menor de 16 años quien tenía la denuncia de extravió.

"El Comando Regional de El Alto es la instancia que logra desplegar personal al Puente Vela, al local Villa Pagador, donde se logra recuperar a una menor de edad de 16 años, quien estaba consumiendo bebidas alcohólicas al interior del local y acompañada de personas mayores", detalló el subdirector de la Felcc, coronel Leonardo Felipes.

En el operativo también se logra encontrar a otros menores de edad, quienes por norma son derivaros a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

"Se investiga para establecer porque el administrador del local permitió no solo el ingreso de la menor de edad, sino el consumo de bebidas alcohólicas, siendo dicha actitud penalizada por los supuestos delitos de corrupción de menores o Trata y Tráfico", concluyó la autoridad de la entidad de investigación.

Nuevamente llama la atención que padres de familia del D-8 sean quienes permitan que sus hijos e hijas acudan a un evento al interior de locales, donde se permita el consumo de bebidas alcohólicas adulteradas, mientras que los mismos se hayan opuesto a la acción de control y cumplimiento de la Ley 259 de expendio y consumo de bebidas alcohólicas.

MÁS TITULARES DE NACIONAL