[Jorge Espinoza]

La importancia de los minerales


 

Es imposible concebir el desarrollo de la humanidad sin el concurso de los minerales. Sin ellos no podríamos transportarnos en forma rápida y cómoda (automóviles, aviones, ferrocarriles, barcos, etc.), no dispondríamos en nuestros hogares de electrodomésticos (neveras, licuadoras etc.), televisores, equipos de sonido, etc. No tendríamos obras de ingeniería civil (edificios, puentes, represas etc.), ni tendríamos los modernos sistemas de comunicación, de cálculos rápidos, de graficado etc. a través de las computadoras. Por falta de equipos y materiales, en la vida familiar no tendríamos vestimenta, no habría servicios médicos ni odontológicos, así como tampoco productos derivados del petróleo y compuestos químicos. Como ejemplo indiquemos que los automóviles utilizan diversos minerales como hierro, cromo, níquel, aluminio, titanio, estaño, plomo, cobre, etc.

Sin minerales al no haber equipos no podríamos generar ninguna forma de energía renovable (solar, eólica etc.) o no renovable (hidroeléctrica, geotérmica, nuclear etc.), así como tampoco podríamos extraer otros recursos naturales, como los alimentos y los hidrocarburos para una población de más de 7.000 millones de personas, (10.000 millones para fines de siglo). Actualmente parte de la energía eléctrica se la genera a través de la fisión nuclear del uranio y en el futuro seguramente se incrementará esta forma de energía, a pesar de los temores de su manejo. También en el futuro y ante el agotamiento de los hidrocarburos, el litio primero y el hidrógeno después pueden constituirse también en fuentes alternativas de energía, pero limpias. Muchos minerales son utilizados también en la industria farmacéutica para cuidar nuestra salud o curar enfermedades. El uranio es también utilizado en medicina nuclear.

Por sus múltiples aplicaciones los cuatro minerales más utilizados y por ello con gran valor de venta, son el hierro (transformado casi en su totalidad en acero), el aluminio, el cobre y el zinc. Los principales productores de estos minerales son China, China, Chile y China respectivamente. Lamentablemente nuestra producción de dichos minerales es nula o mínima. Aunque no tienen una utilización masiva, por sus ascendentes precios desde 2006 el oro y la plata entraron a la élite de los minerales con mayor valor de transacción.

La gran mayoría de las cargas mineralizadas sigue un proceso complejo: son removidas del yacimiento mediante perforación (con equipos de diferente grado de sofisticación) y voladura (con diversos explosivos), transportadas después (generalmente por volquetes que incrementan paulatinamente su capacidad) a diversos tipos de plantas de concentración (cada vez con mayor grado tecnológico), para elevar su ley y luego sometidas a sofisticados y cambiantes procesos de extracción metálica: pirometalúrgicos (mediante fundición) o hidrometalúrgicos (en medio acuoso), para finalmente ser refinados hasta su casi pureza (99,9% o más). Posteriormente son utilizados en la industria en infinidad de aplicaciones.

La extracción de los minerales ha ido subiendo sostenidamente; ayudó mucho a ello el descubrimiento del sueco Alfredo Nobel en 1866 de la dinamita, mucho más potente que la pólvora utilizada hasta entonces, lo que le permitió amasar una inmensa fortuna que usó para fundar los premios Nobel, otorgados anualmente en física, química, fisiología, literatura, paz y economía. Diariamente se remueve decenas de millones de toneladas de cargas mineralizadas. Por ejemplo la compañía brasileña Vale exporta anualmente unos 300 millones de toneladas de concentrados de hierro, lo que significa que extrae casi el doble de cargas mineralizadas.

La complejidad y magnitud de todo el proceso minero e industrial requiere de mucha mano de obra y fomenta el comercio y otras industrias y servicios, dinamizando así la economía en general y de los países productores en particular, como el nuestro que vive un boom económico único en su historia, derivado de los elevados precios de los recursos naturales, siendo los más importantes el gas natural y los minerales.

No hay que considerar -como muchos- que toda la minería es una actividad agresiva con el medio ambiente, aunque es cierto que especialmente en el pasado no se desarrolló una conciencia ambiental y los controles ambientales no fueron rigurosos. Hay que exigir y controlar que la minería cumpla las regulaciones ambientales, como ocurre por ejemplo con las últimas operaciones grandes puestas en marcha en el país, que cumplen la bien elaborada Ley del Medio Ambiente (Ley 1333 de 27/04/92) y sus reglamentos.

Sin embargo, así como el uso de los minerales contribuye notablemente en el desarrollo de la humanidad, en el hipotético caso que en el futuro se agotaran ellos, es de prever un retroceso brutal de la humanidad a la edad de piedra, con pobreza, hambre y sed, que provocarían guerras y muertes, en condiciones que escaparían a nuestra imaginación.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (716 Kb)      |       PDF (417 Kb)



Caricatura


Sociales

LA SENSUAL IMAGEN DE CUBA LIBRE

La despampanante Pamela Justiniano.

LA SUISSE ABRE SUS PUERTAS AL MUNDIAL

Paola Campos, Cecilia Moreno, Gema Rada, Andrea Ochoa, Rita de la Riva y Gabriela Zalazar.