[Alberto Zuazo]

Punto aparte

La economía muy bien; falta sostenibilidad


 

La economía boliviana se halla en muy buena situación, según datos últimos, tanto internos como externos. Empero, le está faltando asegurar su sostenibilidad. Es decir, desarrollar todas sus potencialidades y no quedarse sólo como explotadora de bienes perecederos, como son los hidrocarburos y la minería.

La muestra de la solidez actual de la economía es que Bolivia ha logrado el rango BB, de la calificadora Standard &Poor´s Rating Services (S&P). Subió a esta posición de BB-.

Según la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, los elementos que influyeron para la posición que alcanzó el país, por primera vez, están la resistencia económica ante los shocks externos negativos, los superávits fiscales y la continuidad en el mantenimiento del modelo macroeconómico.

El Banco Mundial, a su vez, acaba de informar que este año el país tendrá un crecimiento económico de 5,2%, con lo que tendría la mayor expansión entre los países sudamericanos.

Bolivia estaría, en la gestión actual, por encima de Brasil (1,5%), Colombia (4,6%), Ecuador (4,3%), Perú (4%), Paraguay 4,8% y Venezuela y Argentina que no demostrarán dinamismo económico.

El análisis del Banco Mundial establece también que la actividad en América Latina y el Caribe ha sido floja en el último tiemplo, como resultado de la estabilización o caída de los precios internacionales de los productos básicos, el menor crecimiento del PIB de EEUU en el primer trimestre de este año, y los problemas internos de los países del área.

De su parte, el Ministerio de Economía y Finanzas refirió que, de acuerdo con la tasa interanual del Índice Global de Actividad Económica (IGAE), entre marzo de 2013 y el mismo mes de este año, la economía boliviana creció 6,49%, por efecto del impulso de la construcción (10,79%), la industria manufacturera (6,45%), el comercio (4,25% y la minería (3,03%), entre otros sectores.

La parte inquietante del informe del BM, sobre las perspectivas de la economía mundial, indica que la economía de Bolivia en 2015 crecerá con un menor ritmo que este año (4,3%) y en 2016 con una tasa de sólo el 3,9%.

A su vez, el Monitor Macroeconómico de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), correspondiente a junio 2014, expone que, a fines de mayo, las Reservas Internacionales Netas (RIN) llegaron a 14.541 millones de dólares; a finales de 2013 estaban en 14.430 millones. En cinco meses, las RIN aumentaron 111 millones.

Un Índice que sigue creciendo, con la natural preocupación pública, es que, a fines de abril 2014 la deuda interna y externa de Bolivia llegó a 11.578 millones de dólares; a fines de diciembre de 2013 se encontraba en 10.682 millones de dólares.

En los últimos cuatro meses (enero-abril de 2014) la deuda total de Bolivia aumentó 896 millones de dólares. La deuda interna a abril 2014 ha sido de 6.279 millones de dólares y la externa sumó 5.299 millones de dólares.

En caso de hacerse un ejercicio ilustrativo, la deuda interna y externa estaría hipotecando, virtualmente, a las RIN. Mientras éstas se situaron en mayo en 14.541 millones de dólares, la deuda fiscal a abril era de 11.578 millones. El saldo a favor de las RIN se reduciría, entonces, a sólo 2.963 millones de dólares.

En materia de deuda externa, es también pertinente realizar una pequeña remembranza. El Monitoreo de la CNI anota que en 2002 ascendió a 4.300 millones de dólares. El gobierno de Gonzalo Sánchez llegó a la convicción de que este monto era impagable, por la modestia de la economía nacional. Apeló, entonces, a organismos internacionales y a países acreedores que le condonen el monto de la deuda. La misma, en forma parcial, fue concretada en 2007 (gobierno de Evo Morales). En conjunto la redujeron a 2.184 millones de dólares.

Pese a tal concesión, digna de reconocimiento y el compromiso implícito de no repetir aquel exceso, a partir de 2008 a abril de 2014 volvió a crecer e incluso a sobrepasar la de 2002, al elevarse a 5.299 millones de dólares.

En cuanto a la inversión total, los números son bastante positivos. En 2013 la inversión total en Bolivia alcanzó a 6.263 millones de dólares, de los cuales 55% corresponden al sector público, 28% a la inversión extranjera directa y 17% a la inversión privada nacional.

Respecto al desempleo formal, la tasa de 2013 se estima que se redujo a 3,2%. Sin embargo, en esta materia, el gran problema socio-económico que tiene Bolivia es que el empleo informal ronda en el 60%.

En cuanto a los frenos que está confrontando el desarrollo del potencial productivo del país, la principal víctima es Santa Cruz. Desde 2008 se le prohibió, inicialmente, la libre exportación de sus productos agroindustriales. Posteriormente, se le impuso cupos sobre los volúmenes que pueden ser exportables en soya, arroz, azúcar, y aceites industrializados de soya y girasol.

El trámite burocrático para obtener un cupo es moroso, si acaso no discriminatorio. Esta política oficial redujo la producción cruceña, al desincentivar la inversión, como resultado de lo cual se ha frenado el avance tecnológico, necesario para la mayor productividad, y no tener que realizar desforestaciones que estimulan el cambio climático.

Adicionalmente, torna incierta la comercialización externa, porque los productores cruceños no pueden contraer compromisos de provisión en fechas y volúmenes determinados, que es lo que exige el comercio internacional.

Si bien la gestión económica de 2014 será la más favorable que tenga el país en toda su historia, lo que hace falta es darle sostenibilidad. De lo contrario, puede ser apenas un fulgor momentáneo. Y, en perspectiva, en caso de un retroceso, los resultados serían catastróficos.

El retroceso puede estar empezando con el mal trato al sector privado. El Decreto 2002, de 16 de mayo de 2014, discrimina a las empresas privadas en el tratamiento del aumento salarial respecto a las empresas públicas. Instituye el doble aguinaldo y crea emprendimientos que existen ya en el sector privado, sólo para hacerles competencia desleal.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (722 Kb)      |       PDF (479 Kb)



Caricatura


Sociales

CUMPLEAÑOS DE LA REINA ELIZABETH II

El cónsul Chris Wall, Amanda Denny, Claudia Denny y el embajador Ross Denny.